Cine cyberpunk: Robocop

Inicio / Cine de ciencia ficción / Cine cyberpunk: Robocop

Cine cyberpunk: RobocopYa hemos hablado aquí anteriormente de grandes ejemplos del cyberpunk en el celuloide, como Johnny Mnemonic y The Matrix (¿alguna relación de Keanu Reeves con el género?), pero todo análisis del género sería incompleto sin uno de los mayores exponentes del cine cyberpunk: Robocop.

Orígenes

A Edward Neumeier le saltó la chispa por primera vez cuando pasó por delante de un cartel de Blade Runner, en una conversación con el cocreador Michael Miner: “Un policía que caza robots”. De ahí se pasó a un policía robot, inspirado por el violento Juez Dredd (de quien hereda el casco) y el robot de juguete de Hasbro, y posteriormente personaje Marvel, ROM.

Después de que la rechazaran David Cronenberg y Alex Cox, pasaría a dirigirla un casi desconocido Paul Verhoeven (que posteriormente adquiriría fama en el género por esta y otras películas como Desafío Total y Starship Troopers) aunque el propio Verhoeven admitiría posteriormente que desestimó el guión hasta que su mujer le hizo ver las posibilidades del film. Asimismo, el papel del cyborg que quería que fuera llevado a la pantalla por Rutger Hauer, pero la productora pensaba en el ya popular Arnold Schwarzenegger. Finalmente, por imposibilidades para enfundar al ex-mister Olympia en el traje, se optó por Peter Weller.

Ambientación

Como es habitual en el subgénero, nos encontramos en un futuro cercano, oscuro y violento, en este caso en un Detroit corrompido por la corrupción y la delincuencia. También encontramos uno de los principales exponentes del cyberpunk, la megacorporación OCP, que ha pasado a controlar una policía privatizada y tiene planes de creación de una nueva “Ciudad Delta” sobre la ya existente Detroit.

La violencia en las calles y las drogas son dos constantes en la película, ya que además de propias del cyberpunk tienen un peso específico en el argumento.

Historia

Para solventar la escalada de violencia en el Detroit del futuro, las fuerzas policiales no son suficiente. Es por eso que la OCP, que recientemente ha adquirido el control del departamento de policía, quiere actuar. Tras el estrepitoso fracaso de un modelo completamente robótico acabando con uno de los empleados de la compañía, finalmente se decide por un agente híbrido, mezcla de hombre y máquina.

El problema es que el sujeto ha de haber muerto para participar en el programa. Es por eso que se destina a Alex Murhpy y su compañera Lewis a una de las peores zonas de la ciudad, donde el primero de ellos es asesinado. Robocop empieza a cumplir con su deber eficazmente, pero algo queda del antiguo Murphy en él. Algo que le lleva a investigar a su propio asesino y puede que descubrir algo más… (no esperaríais que lo contara todo, ¿no?)

Robocop en otros medios

portada del cómic Robocop de Frank Miller

Robocop fue rápidamente portado a un arcade un año después del estreno de la película, en 1988, en un juego Beat’em up (un género muy popular en la época) del que yo personalmente no recuerdo nada más allá de la primera fase. En aquella época yo tenía siete años y, aunque la violencia no era significativa para un niño de los 80, la pericia a los mandos no era mi fuerte.

En la pequeña pantalla, Robocop se hizo muy popular con una serie de dibujos animados de apenas doce episodios de media hora de duración cada uno, en una época en la que los niños devorábamos tele a todas horas. No tuvo igual suerte la serie canadiense de imagen real Robocop: The series de 1994 con Richard Eden en el papel de Alex Murphy, cuyos 22 episodios pasaron sin pena ni gloria por las pantallas.

Además de la adaptación al cómic de 1987 del guión de la película, Marvel cómics también lanzó adaptaciones de Robocop y Robocop 2 seriadas a principios de los 90. Posteriormente los derechos pasarían a Dark Horse, donde se daría el crossover Robocop vs. the Terminator y otras series de menor calado. Después, nuestro amigo enlatado dio varios tumbos editoriales, siendo el más destacable de ellos el Frank Miller’s Robocop, creado a partir de las ideas que este dio para el guión de Robocop 2 y que fueron (mal)tratadas en esta y en la tercera entrega.

Curiosidades

  • Aunque en la película no se menciona el año, en el libro de Ed Naha se menciona que Silvester Stallone tiene 97 años por lo que, habiendo nacido en 1946, la película estaría situada en 2043.
  • En el episodio nueve del anime Sailor Moon aparecen las tres leyes de Asimov directrices de Robocop.
  • Cómics de ROM, el caballero del espacio, en quien el propio Robocop está inspirado, aparece en dos escenas de la película: en la tienda de uno de los robos, y más claramente en el suelo, ante el hijo de Murphy, mientras este ve la televisión.
  • El arma que inicialmente iba a llevar Robocop era la enorme Desert Eagle, pero les pareció demasiado pequeña, por lo que finalmente se decidió modificar la pistola ametralladora Beretta 93R, alargándole el cañón.
  • Dada la cantidad de violencia firma de Verhoeven, la película tuvo que ser montada once veces para evitar la calificación X.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.