Cine cyberpunk: Love, Death + Robots

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Cine cyberpunk: love, death + robots

Recientemente he podido acabar la serie Love, Death + Robots, que veía siempre a ratos muertos, muy gratamente sorprendido por la propuesta de Netflix. Estamos hablando de una serie ciencia ficción de dieciocho episodios de entre cinco y quince minutos de duración, que no tienen nada que ver unos con los otros, ni en concepto, ni en universo, ni en estilo. Muy del estilo de lo que hizo Animatrix, pero sin nada en común.

¿Por qué esto es cyberpunk? Pasemos a unos minutos publicitarios:

Clarísimo, ¿verdad? Vayamos ahora a la chicha:

La producción

La serie está producida por un equipo con David Fincher a la cabeza (Seven, El club de la lucha, Perdida) con distintos equipos de animación y estilos (animación clásica, animación por ordenador, imagen real combinada con animación o rotoscopia) dependiendo de la historia.

Concepto

Al igual que en los microrrelatos o en las historias cortas, los formatos tan breves (recordad que estamos hablando de episodios de menos de diez minutos muchos de ellos) no dan espacio a un planteamiento especialmente aclaratorio o un desarrollo de la historia demasiado elaborado, por lo que se «suelta» al espectador en medio de una situación y, a partir de ella, se cuenta la historia.

Como también ocurre en los otros formatos, muchas veces es el final lo que da un giro de tuerca y deja al espectador con la boca abierta. Estos no son todos los casos, pero quizá sí los más reseñables (como, por ejemplo, «Testigo» y «Más allá de la grieta»).

Historias

Salvo «Punto ciego» y «Testigo», el resto de episodios de Love, Death + Robots son adaptaciones de historias cortas de autores de renombre. Así, encontramos episodios basados en relatos de John Scalzi, Alastair Reynolds o Ken Liu, entre otros.

La ventaja de Sonnie (Sonnie’s Edge)

Basado en un relato de Peter F. Hamilton

El primer episodio que vi de Love, Death + Robots, aunque puramente cyberpunk (futuro oscuro, entrar en la mente de otras criaturas, estética, etc), me pareció también puramente fan service con unos tintes sexistas que explica mucho mejor Valentina Morillo en este artículo.

Los tres robots (Three Robots)

Basado en un relato de John Scalzi

Hay tres únicos episodios de Love, Death + Robots en tono de humor, y este es uno de ellos. No es algo hilarante, pero va en plan sonrisilla, mostrándote a tres androides en un futurpo post-apocalíptico en el que ya no hay humanidad, preguntándose por cosas que todos conocemos pero ellos no. Giro final, pero sin mucho dramatismo por el asunto ese del humor.

Testigo (The Witness)

Escrito y dirigido por Alberto Mielgo

Desnudo integral absolutamente innecesario durante el 90% de un capítulo muy interesante pero que, lamentablemente, muestra un concepto que yo ya conocía. Lo había visto en un cortometraje de 2009 «El nudo de Escher» que, no sé si será mejor o peor, pero es de hace la torta de años y le quita toda la originalidad que para mí pudiera haber tenido este «Testigo».

Aquí os dejo el corto en cuestión, por si queréis compararlo por vosotros mismos:

Trajes (Suits)

Basado en un relato de Steven Lewis

Acción con mechas en el mundo rural de un futuro muy futuro. Muy largo (para ser esta serie), con la animación bien trabajada y un guión bastante pobre. Ah, se supone que tiene una «sorpresa» al final, pero ejem.

Vendrá por tu alma (Sucker of Souls)

Basado en un relato de Kirsten Cross

Un arqueólogo y un equipo de mercenarios en Transilvania. ¿Qué podría salir mal? Nada fuera de lo común. La historia no avanza y, al igual que el anterior, la sorpresa final no es tampoco como para caerse de culo.

El yogur que conquistó el mundo

Basado en un relato de John Scalzi

Una de humor. Mira que no me van las historias de humor, pero está simpática. Narra la historia de cómo un yogur (sí, un yogur) acaba conquistando la tierra. Al menos es corta.

Más allá de la grieta

Basado en un relato de Alastair Reynolds

A pesar de que este episodio tiene una escena de sexo más gratuita que la Rave Party de Sión en Matrix: Reloaded, es es uno de mis favoritos. Una situación en la que ves que algo no marcha bien, aún más allá de lo que evidentemente no marcha bien para los personajes. Ah, y sorpresa final, pero de las buenas.

Buena cacería

Basado en un relato de Ken Liu

Mezclando mitología China y steampunk (si te interesa el steampunk te recomiendo que leas este artículo especial) este episodio se me hizo un poco largo, pero es que cuenta una historia, más allá de «una situación». Entretenido y bien resuelto.

El vertedero

Basado en un relato de Joe Lansdale

No me gustó. Se le veía el plumero desde el principio, con lo que se pierde el elemento sorpresa (y, creedme, no soy ningún lumbrerars, a mí me las cuelan todas en las pelis) y la ejecución tampoco es nada fuera de lo común.

Mutantes

Basado en un relato de Marko Kloos

Tengo curiosidad por saber hasta dónde llegaba el relato original, o si desarrollaba más el escenario de «Ejército americano con licántropos en oriente medio». El episodio en sí, original, por la ambientación más que por la historia.

Necesito una mano

Basado en un relato de Claudine Griggs

¿Habéis visto Gravity? Pues básicamente eso, pero sin George Clooney y en diez minutos. Una historia de superarse y de costes a pagar. Sin dejarte en el sofá clavado, está bien.

Noche de pesca

Basado en un relato de Joe Lansdale

Viaje lisérgico de dos vendedores puerta a puerta en uno de esos desiertos de EEUU en los que no hay nada. La captura de movimiento y cell shading le dan al episodio la estética que mejor podría sentarle. Aquí un ejemplo:

Trece de la suerte

Basado en un relato de Marko Kloos

Aventuras de una piloto de combate a la que le asignan una nave «gafe» y hace todo lo posible por cambiar su suerte. Animación por ordenador de la manao de Sony Pictures e Imageworks, es como una escena de vídeo en un videojuego de Blizzard, pero de quince minutos.

Piezas únicas

Basado en un relato de Alastair Reynolds

Un estudio sobre alcanzar objetivos en la vida, objetivos profesionales, objetivos personales; y lo que de verdad importa. Da igual que se trate de humanos que de robots. La estética me echaba un poco para atrás, pero la historia es muy interesante.

Punto ciego

Escrito y dirigido por Vitaliy Shushko

El episodio más recyberpunk de todo lo que pueda ser cyberpunk y resulta que no tiene historia. Unos tipos van a robar una cosa de un furgón. Punto. Espectáculo de luz y color. Ah, y acción. Y mucho cyberpunk muy cyberpunk.

La era del hielo

Basado en un relato de Michael Swanwick

A mí me dicen que, en lugar de Love, death + robots, este era un episodio de Black Mirror y, de no ser por la extensión, lo habría creído. Quizá porque sea el único que está rodado por completo en imagen real, quizá porque es mucha «ficción» y poca «ciencia».

Historias alternativas

Basado en un relato de John Scalzi

Otro de humor. En este caso, cómo ver morir al joven Hitler de varias formas diferentes, a cada cual más alocada, incluyendo nazis del futuro y fornicadoras de una dimensión paralela con naves-dildo.

La guerra secreta

Basado en un relato de David W. Amendola

El ejército ruso, en el año cachapúm del s.XX, luchando contra demonios salidos del mismísimo infierno, cual hordas de zerg del Starcraft. Animación por ordenador muy cuidada y una historia muy bien desarrollada. Uno de mis favoritos.

Conclusión

Love, Death + Robots tiene episodios mejores y peores. Pero la media general es muy buena y, que los episodios sean tan cortos es, para mí, un gran punto a su favor. Si tenéis Netflix, dedicadle unos minutos a los que más os hayan atraído y, si os gustan atreveos con los demás.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.