Header Ads

Cine cyberpunk: Johnny Mnemonic

Si me pidieran una lista de las películas que más han influenciado mis gustos en cuanto a género se refiere, sin duda una de ellas sería Johnny Mnemonic. Yo he nacido en 1981, por lo que al estreno de esta cinta, allá por 1995, tenía catorce años, uno o dos más cuando la viera aquí en España. La edad idónea para que un flipado de los juegos de rol, y en especial de Cyberpunk 2020 (1993) devorara la película con avidez.

Primero, un breve repaso al filme: En el año 2021 Johnny es un correo que utiliza su cerebro para transportar datos de forma segura. Su almacenamiento cerebral alcanza los 160 GB*, pero en un encargo le piden un envío del doble de espacio. Johnny sobrecargará su capacidad con el riesgo de morir a las 72 horas si no la extrae de su mente. Tras la carga todo sale mal, el código de desencriptado para volcar la información se corta y tendrá que escapar de todos aquellos que le quieren ver muerto, mientras descubre por qué es tan importante lo que lleva dentro de sí e intenta extraerlo.

Ahora retomemos la historia del quinceañero que era yo, viendo la película mil veces en el VHS de su casa hasta quemar la cinta. Recordemos que Keanu Reeves en aquella época era de lo más molón de los 90. Venía de "Le llaman Bodhi" (1991), "Drácula de Bram Stoker" (1992) y "Speed" (1994). Sería solo cuatro años más tarde cuando se convirtiera en Neo, el elegido de Matrix (1999) y la obra de los Wachowski fuera encumbrada como uno de los máximos estandartes el cine Cyberpunk, junto con Blade Runner y un par más.

Pues no me da la gana. Reivindiquemos Johnny Mnemonic.


Ambientación
Hemos de distinguir dos cosas. Por un lado, los elementos más puramente cyberpunk. Por otro, la estética de los 90. En el primer caso, la cinta cumple con nota: Yakuza, drogas, almacenamiento en el cerebro, gafas con guantes para entrar en el mundo virtual, un delfín con conexión neuronal, ¡si hasta salen los troceadores del juego de rol! Aún a día de hoy, la escena del acceso de Johnny a la red usando los guantes es un muy buen acercamiento a lo que el cyberpunk apuntaba que sería (y está siendo) el manejo en el futuro.

Respecto a la estética estilística, ¿qué esperaban? ¿Una película de los 90 con la estética de 2005? Os invito a ver Excalibur (1981), una de las mejores adaptaciones al cine del mito artúrico, veréis cómo es tan hija de su tiempo como cualquiera, y ojo, eso no es malo. El cyberpunk también es, en parte, hombreras, pendientes largos y maquillaje en los pómulos, eso es parte de su esencia.

Historia
La película se basa en el relato de William Gibson (aquí su Twitter) del mismo nombre, publicado en 1981 en la revista Omni. En este se introduce a Molly, a quien veremos posteriormente en la trilogía del Sprawl, que por casualidad se ve contratada por Johnny para protegerle de su contratador, de la yakuza y de todo el que se pasa por delante.

En la película se conserva la esencia de la obra original, y respecto a lo que no se conserva tampoco podemos quejarnos mucho, porque fue el mismo Gibson quien escribió el guión de la película. Aparece en esta el personaje del predicador callejero (Dolph Lundgren, ¡si es que esta peli tiene todo lo bueno!), Jones el delfín (luego veríamos SeaQuest y todavía la gente pensaría que innovaban) la propia Molly y algunos secundarios más, como Ice-T en el papel de J-Bone o el mismísimo Takeshi Kitano como Takahashi.

Cuando acabe toda esta historia, si alguien tiene curiosidad por saber qué fue de nuestro amigo, en Neuromante es la propia Molly la que relata el resto de la historia, y cuenta que Johnny fue asesinado por un ninja de la yakuza.

Adicionalmente
Basado en el juego de rol anteriormente mencionado, CD Projekt está trabajando en el videojuego Cyberpunk 2077, del que se sabe poco más que lo que se puede ver en el trailer, pero es suficiente para ponerle los dientes largos a más de uno.


Como curiosidad, sabed que llegó a existir Johnny Mnemonic: The interactive action movie (ver vídeo) que, heredero de aquellas barbaridades que se hicieron populares para Mega CD, hizo lo propio en Mac y PC.

* Nota para todos aquellos que escribáis: Nunca aportéis datos como estos para historias futuribles. Puede acabar quedando ridículo en muy poco tiempo. Yo he optado por no dar números concretos, o inventarme unidades.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.