Reseña: La voz de las espadas

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 6 Promedio: 5)
Reseña: La voz de las espadas

Autor: Joe Abercrombie
Páginas: 752
Editorial: Alianza editorial
Saga: La primera ley
Año de publicación: 2007
Comprar

En este primer volumen de La primera ley Joe Abercrombie presenta el mundo de Styria siguiendo los pasos de unos pocos personajes, en una trilogía que ha llegado a ser uno de los referentes del grimdark (si no sabes de qué hablo, mira aquí qué es el grimdark), tanto la historia misma como el autor y otras muchas de sus obras.

Nos encontramos ante una obra de personajes, en la que estos soportan todo el peso de la narración. Esto es más importante en este que en otros libros puesto que, sin el carisma y personalidad de estos, la historia en sí poca cosa cuenta. Pero analicemos como siempre la obra por sus tres aspectos: ambientación, personajes e historia.

Ambientación

⭐️⭐️⭐️⭐️

La unión, el imperio Gurkul y las tierras del norte son los tres agentes de poder que conforman las zonas que los personajes habitan, de las que hablan y temen. Abercrombie crea rápidamente un mundo creíble con una magia poderosa pero no especialmente efectista, huyendo de clichés de elfos y enanos, con descripciones sólidas y realistas, muchas veces con la crudeza propia del grimdark.

La prosa de Abercrombie es poco dada a florituras y acierta siempre con pocos adjetivos y metáforas, para que el proceso de inmersión en el mundo se dé con el desarrollo de la acción y no se pierda tiempo en descripciones que rompan el ritmo narrativo. Así, veremos cómo los personajes pasan por grandes entornos naturales, pueblos sin importancia o capitales de reinos cruzándose varias veces por el camino, haciendo que sus personalidades e intereses choquen, utilizando la narración desde el punto de vista de cada uno de ellos según el capítulo.

Personajes

⭐️⭐️⭐️⭐️⭐️

Son estos personajes, sin duda, los que sostienen todo el peso del libro y suben su calidad varios enteros. Nos encontramos con gente como el Inquisidor Glokta, descrito en los primeros compases como alguien carente de dientes, al que le es imposible camina sin dolor y que puede despertar por la mañana descubriendo que se ha cagado encima. Pero Sand dan Glokta, además de un despojo físico es inquisidor, no tiene escrúpulos y es sumamente inteligente. Es esa combinación de virtudes y defectos la que lo hacen creíble y consiguen que le cojamos cierta predilección. Lo mismo ocurre con Logen Nuevededos, un combatiente salvaje (Logen el sanguinario le llaman) de las tierras del norte que, habiéndose desgajado de su grupo, sigue el llamado de los espíritus para una misión que apenas entiende. Los capítulos que se narran desde el punto de vista de Logen tienen, gracias al sentido del humor de Abercrombie (que vemos también en Glokta), irónico y descreído, pero que también ayudan a empatizar con el personaje.

Algunos otros personajes con el mismo peso narrativo a nivel de historia y páginas dedicados, como el capitán Jezal dan Luthar o Bayaz, el primero de los magos, no consiguen, a mi modo de ver, alcanzar ese nivel de empatía por parte del lector. Puede que sea porque sus defectos, que también los tienen, no son tan «morbosamente atractivos» o «interesantes» como la ira destructiva de Logen o las imposibilidades físicas de Glokta. Otros sencillamente no tienen tanto desarrollo y pasan más desapercibidos, como Ferro o Ardee.

Historia

⭐️⭐️

Aquí es donde, a mi modo de ver, el libro flaquea de forma muy amplia. No es que no ocurra nada, y sí que los personajes van y vienen, tienen sus aspiraciones e intereses y pasan por arcos de transformación pero, quizá porque se hable de ello constantemente, hay un algo que se barrunta de fondo y que no termina de llegar. Todo lo que ocurre es preparatorio para las siguientes novelas y sí, pasan cosas pero no «para ahora». A uno le da la sensación de que está leyendo un prólogo de más de setecientas páginas que, como prólogo, pues se hace largo.

¿Conocéis las misiones secundarias de juegos como «Zelda: Breath of the wild»? Pues algo así es lo que me ha dado la sensación que pasaba con algunos de los hechos que se narran. No eran cruciales para la «misión principal» y solo suponían pequeños escollos para los personajes, algunos de ellos de cierta relevancia, otros sin ninguna. No está mal en sí, pero a mí me generaron cierta frustración durante la lectura, al ver que «la cosa no iba para delante».

Conclusión

⭐️⭐️⭐️

La voz de las espadas es un libro con muy buen ritmo, la prosa de Abercrombie es directa, clara y precisa. Consigue transportarte a su mundo en pocas líneas y, debido a lo bien medidos que están los tiempos, que la lectura sea amena y disfrutable. Por contra, es una clara obra que carece de sentido sin sus continuaciones, lo que deja un sabor de poca satisfacción tras su lectura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.