Blog

Creación de personajes (II)

Creación de personajes (II)

Worldbuilding
Continuamos con los consejos para la creación de personajes que empezamos aquí. Como ya dijimos, con que solo uno de estos os sirva ya podemos darnos todos por satisfechos. Y si tenéis alguno más, no dudéis en ponerlo en los comentarios. Iniciales diferentes Malcom, Matt, Mark y Mike fueron a pescar. Dos páginas después vuelven todos menos uno, que se ha ahogado, pero el lector no tiene ni remota idea de quién es quién. Procura evitar utilizar la misma inicial para varios personajes, idealmente para ningún personaje de tu novela, pero al menos no para los que más veces van a aparecer. Solo los elfos son perfectos Seguramente os habrá pasado: el típico protagonista que todo lo hace bien, que siempre tiene buenas ideas, siempre escapa del peligro, siempre toma buenas…
Leer más
La escuela

La escuela

Worldbuilding
Lo hemos visto ya en multitud de libros y películas, desde la saga de Harry Potter hasta El juego de Ender, pasando por la Crónica del asesino de reyes o El maestro Cantor: la acción se centra, durante toda la obra o una parte importante de ella, en una escuela, academia o similar. Así, aunque haya una historia principal, son pequeñas aventuras y dificultades las que se van cruzando en el camino de los protagonistas, mientras poco a poco se va avanzando en esa historia de fondo. Esto tiene varias ventajas y algunos inconvenientes, que pasamos a analizar a continuación. Ventajas Permite incluir diferentes aventuras dentro de una. Bien sea a modo de varias novelas de una saga, como ocurre con la obra de Rowling, o como piedras en el…
Leer más
Creación de personajes (I)

Creación de personajes (I)

Worldbuilding
De entre todos los elementos que conforman una novela son los personajes los que, en muchas ocasiones, hacen que esta enganche o, en caso contrario, que le de al lector igual si el personaje principal conseguirá llevar el anillo al monte del destino o si Lady 3Jane resulta ser el conejo de Alicia. Lo primero que tenemos que evitar es esta pasividad del lector ante nuestros personajes. Los problemas de estos deben ser sus problemas. Si vuestros lectores de prueba os dicen que la historia no les enanchaba al punto de que mientras la leían no les importaba qué les iba a pasar a los personajes, no te lances a cambiar la historia, antes revisa los personajes.Son varios los consejos que se pueden tener en cuenta desde el primer momento…
Leer más