Trucos: Prestidigitación

Inicio / Dungeons and Dragons / Trucos: Prestidigitación
Trucos prestidigitación

Inauguramos sección para explotar las posibilidades de los trucos más allá de los de usos evidentes, tratando de sacarle el máximo jugo y usabilidad a unos conjuros más potentes de lo que parecen (sobre todo teniendo en cuenta que se pueden lanzar infinidad de veces). Todas las clases que disponen de trucos (bardo, brujo, clérigo, druida, hechicero y mago) tienen uno así, cada uno con sus particularidades, pero todos con un montón de posibilidades que iremos viendo. Comencemos con el más famoso de todos: Prestidigitación.

Prestidigitación

(Bardo, Brujo, Hechicero, Mago)

Distancia: 10 pies

Componentes: V, S

Duración: 1 hora

Produces uno de los siguientes efectos, dentro del alcance del conjuro:

  • Un pequeño efecto sensorial instantáneo que afecte a un sentido.
  • Apagar o encender un fuego del tamaño máximo de una pequeña hoguera.
  • Limpiar o ensuciar un objeto no muy grande.
  • Enfriar, calentar, o dar sabor a algo inerte.
  • Hacer aparecer un símbolo, marca o glifo.
  • Crear un objeto pequeño y sin valor.

Puedes mantener hasta tres efectos de Prestidigitación activos al mismo tiempo.

Usos creativos del truco Prestidigitación

Presión social

Generalmente la presión social es algo que el grupo ejerce sobre un individuo, pero nosotros podemos valernos de un buen uso del truco Prestidigitación para acosar a alguien en una circunstancia en que tenga que mantener las formas.

Calienta su camisa. Si estáis en un banquete, se verá obligado a beber más (probablemente vino o cerveza) debido al calor, lo que le llevará a una embriaguez que pondrá las cosas muy divertidas. Si prefiere agua, un nuevo uso de Prestidigitación dará al agua un sabor horrible, por lo que le obligarás a beber alcohol. En caso de que no estéis en un banquete, ya solo con hacerle sudar a chorros pondrás a esa persona en un aprieto, pero lo puedes rubricar con un olor nauseabundo que emane de nuestra víctima, para que ya se quiera morir allí mismo.

Engaño

¿Quieres convertir el agua en vino? ¿O mejor, sacar a precio de vino una botella llena de agua coloreada? El agua lo puedes teñir incluso con el propio conjuro.

Puedes también llamar al tabernero para decirle que su comida estaba pasada, su sopa agria, su vino picado… «Pruébelo usted mismo, señor». Pero no solo sabor, puedes hacer que objetos mundanos parezcan mágicos, haciendo por ejemplo que un anillo se caliente o enfríe y vendiéndolo como un detector de cualquier cosa que se te ocurra.

Réplica

Un objeto mágico que copies no tendrá propiedades mágicas, pero su utilidad mundana será la misma. ¿Necesitas un lápiz y un papel? ¿La llave de la celda? ¿Una piedra de honda? Piensa que siempre vas a tener un objeto pequeño sin valor, el que sea, en cuanto lo necesites.

Además, lo que en teoría puede ser considerado algo «sin valor» en general (si es que hay algo que puede considerarse una generalidad universal) puede ser muy importante para algunos PNJ como trasgos, kuo-toa, aborígenes locales, etc.

Luz / Oscuridad

No todas las razas han sido bendecidas con el don de la visión en la oscuridad, pero si tienes este truco puedes iluminar rápidamente una estancia nada más entrar en ella. No tiene por qué haber un candelabro siquiera en ella, las cuevas de ladrones, nidos de trols y demás siempre tienen algún objeto tirado por ahí que arde fácilmente y puede iluminarte.

En cambio, si puedes ver en la oscuridad estás de enhorabuena. Porque la mayoría de tus enemigos no pueden hacerlo. Así que, nada más entrar en una sala, que sea apagar las fuentes de luz (la mayoría de ellas siempre basadas en el fuego) para que a partir de entonces todas sus tiradas de ataque tengan desventaja y todas las tuyas (o las de tus compañeros oscurovisionarios) ventaja. ¿No es mucho mejor que cualquier otro conjuro de buff de niveles 1 o 2?

La marca de Gandalf

Gandalf marca la puerta de Bilbo

Cuando quieres distinguir un elemento de entre varios, la inclusión de una runa en el mismo es el mejor método. Pero no solo puedes marcar una puerta verde con un glifo azul, también puedes «firmar» documentos, paredes o incluso cadáveres (durante una hora máximo, eso sí).

De este modo puedes también reclamar un caballo que no es tuyo en un momento de necesidad, anunciando a la guardia que tiene tu marca de propiedad (marca que le habrás implantado tú mediante Prestidigitación). Realmente así puedes reclamar cualquier cosa, y tratar de que un personaje que quieres quitarte de en medio pase un rato en el calabozo o al menos, una prisión preventiva. Eso sí, un uso de Detectar Magia y te caes con todo el equipo, tú verás…

Trampas en el juego

No sé quién es el idiota que jugaría a las cartas con un mago, pero las posibilidades que este conjuro te permite son ilimitadas: Puedes crear el as que te falta, distraer a un oponente, soplarle a tu compañero que llevas dobles parejas o cualquier cosa que se te ocurra. Para no hacerlo demasiado evidente puedes hacer trampas siendo un aliado tuyo el que juega y manejando tú los hilos desde fuera de la partida.

Ocultación

Limpiar un objeto es útil cuando acabas de volver de un dungeon y tienes audiencia con el noble local, pero para eso tienes que volver vivo del dungeon. Ensuciar tus ropas del modo concreto en que tu entorno lo requiera puede ser muy útil cuando no todo es cuestión de barro y hojas secas.

El ruido de la brisa puede amortiguar el sonido de unos pasos cautelosos, y una luz en el lugar adecuado proyectar sombras donde las necesites. Estos y otros efectos similares te darán ventaja en una prueba de sigilo cuando lo necesites.

Distracción

El «efecto sensorial inofensivo» del primer uso de Prestidigitación incluye una lluvia de chispas como ejemplo, lo cual es ya bastante distracción por sí misma pero, según el contexto, podemos crear algunas aún mejores y más creíbles.

El sonido de un cerrojo abriéndose puede distraer al guardia de un calabozo mucho mejor que cualquier otra cosa, y no sospechará nada (más allá de lo evidente).

Un «pssssst» detrás de alguien puede hacer que se gire, consiguiendo que un enemigo dé la espalda a la posición que guarda y, si queremos, obtener ventaja para atacarle, o pasar por delante de él rápidamente, o robar un objeto.

Además, otros usos pueden, de un modo más o menos delicado, distraer a un personaje de forma eficaz. Por ejemplo, prender fuego a las ropas de alguien puede ser poco elegante, pero ten por seguro que lo vas a distraer.

Y tú, ¿conoces algún otro uso creativo del truco Prestidigitación que no hayamos mencionado aquí? Déjalo en los comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.