Los mejores personajes femeninos de la ciencia ficción

Inicio / Cine de ciencia ficción / Los mejores personajes femeninos de la ciencia ficción

Los mejores personajes femeninos ciencia ficcion

Pensé titular esta entrada “Las chicas más duras de la ciencia ficción”, pero no todas son duras, al menos en cuanto a patear culos, pero sí son duras por dentro. Ya solo eso las hace los mejores personajes femeninos de la ciencia ficción. Pero es que además son las más carismáticas. Las más molonas y con más flow de los libros, videojuegos, cómics y cine de ciencia ficción. Probablemente se me haya escapado alguna, o quizá no haya cumplido los mínimos estándares de molonidad que tan magna selección requería. Aquí tenéis al top del top:

Los mejores personajes femeninos de la ciencia ficción

Por orden alfabético y con el nombre de la obra o saga en la que aparecieron, son:

Aeon Flux (Aeon Flux)

A principios de los 90 la cadena de televisión MTV sacó a la luz lo que al principio eran episodios cortos carentes de diálogo en los que la agente especial Aeon Flux luchaba contra un gobierno opresor y finalmente siempre moría, rápidamente pasó a ser una serie de culto con capítulos de media hora, diálogos y una intrincada trama que se continuaba entre episodios.

Aeon Flux es letal, sexy e inhumanamente flexible. Posteriormente fue llevada a la gran pantalla en 2005 con Charlize Theron en el papel de Aeon Flux, en una adaptación que, si bien punto por punto sí cumple con los parámetros de la serie, le falta ese plus gamberro de violencia y sexo que tenía el planteamiento original.

Ava (Ex Machina)

2014 nos sorprendió con una película de Alex Garland en la que una joven Alicia Vikander interpretaba a Ava, una inteligencia artificial con cuerpo aparentemente humano, que se pasaba por debajo de la pata todos los test de Turing.

La película da para mucho hablar pero, en lo que al personaje de Ava se refiere, nos encontramos ante una personalidad que trasciende sus circunstancias especiales, una inteligencia afilada y una decisión que ya la quisieran muchos personajes masculinos.

Barbarella (Barbarella)

Nacida de las manos de Jean-Claude Forest, Barbarella es un cómic que ni corresponde al 1962 en que comenzó a ser publicado. Un Space Opera protagonizado por una mujer, componentes fantaeróticos que jugaron en su favor y en su contra a la hora de ser recibido…

Barbarella es revolución. Es una protagonista femenina en un mundo en que las princesas debían ser salvadas, es alguien que tiene sexo de forma libertina, y además pega tiros. “¡Estamos locos, o qué?” que diría alguno. Pero sobrevivió, e incluso llegó en 1968 una versión para cine con nada menos que Jane Fonda en el papel principal.

En 2018, Dynamite comics devuelve al personaje a las viñetas con un traje más tapado, pero la misma pretendida inocencia y un contenido igualmente para adultos.

D. Va (Overwatch)

D. Va personaje overwatch

Hana Song es una jugadora de élite de eSports nacida en Busan, a la que debido a sus habilidades con los mandos, las autoridades coreanas incluyen en proyecto MEKA para prevenir un nuevo ataque de monstruos ómnicos que surgían de cuando en cuando de las profundidades del mar de china, atacando las ciudades costeras.

D. Va pronto se demostró como una excelente combatiente. Tiene 19 años y una personalidad afable y algo alocada, lo que la ha hecho muy popular entre los jugadores de Overwatch. Mantener una personalidad algo infantil incluso, combinada con un espíritu luchador incansable y su habilidad en el combate es lo que la hace única y apta para ser uno de los mejores personajes femeninos de la ciencia ficción.

Imperator Furiosa (Mad Max: Fury Road)

¿Recordáis Mad Max, la saga de películas de los 80 en la que Mel Gibson era un machote solitario que pateaba culos? Bien, pues para 2015 nos engañaron. Nos dijeron que la protagonizaría Tom Hardy y muchos imaginamos el mismo Mad Max: el pateaculos solitario. Nada más lejos. Aunque la trama le siga a él, la acción la lleva a cabo ella.

Furiosa. ¡Un personaje femenino que no es guapa, con un pelazo estupendo y con todos sus miembros! Furiosa es todo lo que los hombres han sido en otras películas (o incluso en la misma saga Mad Max) pero en mujer. ¿Alguna diferencia? ¿Algo se ha roto en el tejido universal porque sea una mujer? No. Le encaja perfectamente a la trama y justifica la búsqueda por completo. Un 10 para Imperator Furiosa

Katniss Everdeen (Los juegos del hambre)

Ya hablamos en el especial Libro + película: Los juegos del hambre de nuestra amiga Katniss dentro de la historia, pero ahora nos centraremos únicamente en ella. Antes de que empiece toda la aventura que se narra en la saga de libros de Suzanne Collins Katniss ya se encarga de buscar la comida para su familia, y cuida de su hermana y su madre. A sus dieciséis años ya vive con unas responsabilidades que no le corresponden.

Luego llegan los juegos. Y ahí las dificultades sacan de Katniss lo más profundo de su personalidad. Su lucha por sobrevivir, su resolución, pero sobre todo su integridad. Porque ni tan siquiera cuando todas las normas se han roto Katniss renuncia a lo que la hace ser quien es, es una de las heroínas a tener en cuenta.

Sarah Kerrigan (Starcraft)

A los que en 1998 teníamos un ordenador la saga Starcraft nos cogió totalmente por sorpresa. No por la ambientación, el incremento en jugabilidad respecto a Warcraft… no. Por la historia de Jim Raynor y Sarah Kerrigan. Que tengas el típico personaje femenino rancio en plan “eh, oye, mira, que soy muy mona y hago cosas chulas” y ocurra… eso. Y, espera, que es que luego la historia sigue. Y entonces Starcraft se convierte en la historia de Kerrigan.

Tomando quizá un poco de inspiración en la última Ripley, pero con un espíritu menos pacífico y más vengativo, la de Kerrigan es la historia de Starcraft. Ya pueden matarse las facciones entre sí, que lo que importa es lo que ocurre con Kerrigan. Kerrigan es poderosa, es vengativa, y tiene una razón para serlo.

Mayor Kusanagi (Ghost in the Shell)

Motoko Kusanagi nació con el manga Ghost in the Shell en 1989, y se popularizó (aún más) con el anime de 1995, en pleno apogeo del género Cyberpunk. Sin recuerdos de su vida anterior, la mayor Kusanagi es un espíritu humano en un cuerpo cibernético. Su independencia, sus debates internos, su desobediencia a la autoridad y su libertad la han traído a este top de mejores personajes femeninos de la ciencia ficción.

En 2017 la historia de Kusanagi y el titiritero fue llevada a cine por Rupert Sanders con Scarlett Johanson en el papel de la mayor, con la misma estética que en el anime y básicamente la misma historia, salvo algunos cambios menores que no molestan en absoluto. La mayor Kusanagi es el mismo personaje que a todos nos encanta.

Leeloo (El quinto elemento)

Leeloo fan art by Tegan Bellitta

Leeloominaï Lekatariba Lamina-Tchaï Ekbat De Sebat aparece, al inicio de la película El quinto elemento, como una inocente y asustada criatura traída por los mondoshawan para que Bruce Willis la rescate en su desesperada huida del centro del gobierno. Ay, amigo Bruce, con lo que tú has sido rescatando chicas en apuros…

Leeloo es el elemento que puede destruir al mal supremo. Ni más ni menos. Ni estrella de la muerte ni nada. Y lo mejor es que no se da importancia. Pocas veces tenemos oportunidad en la película de verla en acción, pero hay que reconocer que el número musical combinado con la actuación de la diva Plavalaguna es una delicia.

Princesa Leia (Star Wars)

Es bien sabido que George Lucas ha admitido la influencia de Flash Gordon en la composición de su universo Star Wars (fragmento de entrevista en vídeo) pero George dio un giro de tuerca al papel de la “princesa en apuros” en la trilogía original. Si a eso le sumamos la arrolladora personalidad de Carrie Fisher, la combinación es una princesa Leia que a día de hoy sigue siendo un paradigma de fuerza en los personajes femeninos.

Una princesa que, en lugar de ser rescatada pasivamente, toma la iniciativa para trazar una vía de escape y se convierte en la general Leia Organa, líder de la rebelión. Delante y detrás de las cámaras, la princesa Leia es y será un símbolo de fuera, de superación y de lucha.

Número seis (Battlestar Galactica)

Número seis es un modelo de cylon del que hay muchas unidades. Lo más correcto sería ahora referirnos a Caprica seis. Su entrada en escena es con el impresionante vestido rojo que todos conocemos y que parecería encuadrarla dentro del arquetipo de “malvada seductora femme fatale“. Pero, ay, la ciencia ficción da muchas y muy buenas sorpresas… Por sus éxitos para el bando cylon Número Seis debería sentirse orgullosa pero, claro, eso implicaría sentir…

Y es que Caprica seis descubre que, lejos de no sentir, siente envidia por los humanos, cierta misericordia, remordimiento… La complejidad del personaje se va fraguando poco a poco hasta convertirlo en uno de los más complejos y mejores personajes femeninos de la ciencia ficción.

Rey (Star Wars)

Si la conclusión de la nonalogía de Star Wars ya era de por sí un evento que atraería todas las miradas, la decisión de que fuera un personaje femenino el protagonista indiscutible fue una decisión muy acertada. Rey es muchas cosas. Superviviente. Huérfana. Jedi.

Pero Rey sobrepasa, con cada una de sus decisiones, los clichés que queramos ponerle. Rey no se afilia a ningún lado. No asume al enemigo como “facción” sino individualmente. Sí, tiene con ella el poder de los extinguidos jedi, pero eso no es lo importante. No es un personaje que dependa de lo que puede o no puede hacer. Es un personaje forjado en base a sus decisiones. Y eso, a falta aún de que la saga finalice, la hace muy interesante.

Teniente Ripley (Alien)

Me refiero a la Ripley de Alien: El octavo pasajero. La que en un principio no está al cargo y trata de cumplir con lo establecido, de mirar por el bien de la tripulación. Ay, si se hubiera hecho caso del periodo de cuarentena antes de dejar entrar a Kane a la Nostromo… El caso de Ripley es el de una mujer que se convierte en héroe en contra de su voluntad. Alguien que nunca pidió estar en esa circunstancia, ni tomar esas decisiones.

Es cierto que la historia posterior de Ripley posteriormente da muchas vueltas, y su leit motiv va tornándose en otras cosas, pero la suboficial Ellen Ripley que vemos al inicio de la película, y la que vemos en la escena final junto a Jones son un personaje muy a tener en cuenta. Un ejemplo de lucha y determinación, a pesar de las circunstancias. A pesar del entorno. De lo abrumador que sea el enemigo.

Samus Aran (Metroid)

Samus Aran by Chriskot

El videojuego Metroid mostraba un personaje antropomórfico que, tanto los jugadores como las instrucciones daban por hecho que era un hombre, hasta que conseguías terminar el juego en menos de una hora. Entonces ¡tachán! ¡Giro inesperado! ¡Habías estado jugando con una chica? Como entonces no existía Twitter no pasó nada, y la comunidad de jugadores asumió a Samus Aran como la cazarrecompensas espacial que es.

Su princpial virtud, además de patear culos espaciales desde hace más de treinta años, es haber huido de la hipersexualización llegando incluso a seguir un camino inverso, ya que en las primeras versiones el “Zero Suit” que mostraba al final de los juegos era poco más que un bikini y en las últimas es un mono azul de cuerpo entero. Un ejemplo de un personaje que podría haber sido masculino, pero es femenino, y sin ningún problema.

Sarah Connor (Terminator)

El cine de acción de los 80 tenía personajes duros, impasibles y, por qué no decirlo, planos. Por eso, la aparición de una Sarah Connor en Terminator (1984) no supone ningún cambio cuando ella huye despavorida durante toda la película hatsa que Kyle muere y es ella quien finalmente acaba con el T-800.

Hasta ahí no habría mucha novedad, hasta la llegada de Terminator 2: El juicio final, donde Sarah Connor ha sido internada en un psiquiátrico pero, al salir, decide hacer algo al respecto. La evolución del personaje ha pasado ya por tres estados desde la primera película, y vemos una Sarah que, además de su aspecto agresivo, toma las riendas de la situación para salvarse a sí misma y a su hijo. Un personaje femenino, madre, que toma protagonismo de una película de 1991.

Susan Calvin (Cuentos, I. Asimov)

En 1941 el visionario escritor de ciencia ficción Isaac Asimov introdujo por primera vez el personaje de Susan Calvin, jefa de robopsicología en la compañía US Robots. La importancia de la doctora Calvin no radica solo en la aparición femenina en forma de alto cargo en una historia de 1941 (y en prácticamente todas sus historias de robots) sino en su peso específico a la hora de resolver las situaciones.

Un cerebro femenino. El genio que, a pesar de una situación en apariencia irresoluble, acaba dando con la clave. Eso, en mujer, en 1941.

Tifa Lockhart (Final Fantasy VII)

Cuando los diseñadores (o en este caso, el desarrollador) insiste en que el tamaño de tus pechos es relevante para el personaje, es muy difícil salir de ciertos encasillamientos propios de ciertos videojuegos destinados al público masculino juvenil. Y si no que se lo digan a Lara Croft. Pero en el caso de Tifa Lockhart esta dificultad tuvo el añadido de ser un personaje secundario entre secundarios, a la sombra de la preciosa Aeris.

Pero Tifa tuvo que vivir su propia historia, después de haber formado parte de un grupo ecoterrorista, cuidar de una niña pequeña y ver cómo la mente de Cloud tergiversaba toda la historia. Y años después Tifa tendría que volver a cuidar de una niña que no era suya, regentar un local, cuidar de los desposeídos, volver a luchar… Un enorme trasfondo detrás de lo que solo es la apariencia de un cuerpo voluptuoso.

Tracer (Overwatch)

Lena Oxton, nacida en el Reino Unido, pasó por la Royal Air Force británica antes de ser la recluta más joven del programa Overwatch. Tiempo después de un accidente en el que fue dada por muerta, reapareció con un problema “de fase”. No podía estar sincronizada en el tiempo en que se encontraba. Todo ello hasta que Winston consiguió reparar su estado, y ahora utiliza un “Cronoacelerador” para avanzar en el espacio o retroceder en el tiempo.

Pero toda esta historia no valdría de nada sin la personalidad de Tracer. Más optimista aún que D. Va, Tracer es la imagen de Overwatch, y un personaje que trasciende el propio videojuego por su carisma y personalidad.

Trinity (The Matrix)

La salida en 1999 de The Matrix supuso un cambio a muchos niveles. El canto del cisne del cine cyberpunk trajo la popularización de la cámara lenta en movimiento (el llamado “tiempo bala”) y la introducción de muchos aspectos que quedarían ya en el imaginario de toda una generación.

Y, abriendo esa obra, el personaje de Trinity. La que enseña el camino del elegido. La que lo rescata y siempre confía en él, lo protege y lo lleva a su final. Porque, ¿qué habría sido de Matrix sin Trinity? Una mujer experta en hacking y comunicaciones, en armamento y en todo lo que haga falta, que huye de las estéticas femeninas y, ¿sabéis? Ni falta que hace.

Uhura (Star Trek)

Cerramos este listado de los mejores personajes femeninos de la ciencia ficción con la teniente Nyota Uhura, experta en comunicaciones, que apareció por primera vez  en la serie original de Star Trek en 1966. Uhura supone la introducción por primera vez en una popular serie de ciencia ficción como Star Trek de:

  • Una mujer.
  • Afroamericana.
  • En un alto mando.

De hecho, el beso que se dan Uhura y el capitán Kirk en el episodio “El hijastro de Platón” es el primer beso interracial emitido en la televisión norteamericana, en 1968. Posteriormente, Uhura ha seguido teniendo un papel relevante en las aventuras de la USS Enterprise y en las últimas películas ha sido interpretada por Zoe Saldana, dándole un papel más dinámico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.