Abrir una cuenta de Instagram como escritor

Inicio / Cosas de escritor / Abrir una cuenta de Instagram como escritor

Abrir una cuenta de Instagram como escritor

A escribir se aprende escribiendo. Y leyendo, ya lo hemos comentado aquí. Pero, ¿y a llevar una red social? Aquí no funciona el método “haciendo se consigue hacer”, y vemos a diario gente que lleva sus redes sociales con un objetivo (generalmente dar a conocer un tipo de obra artística) que no consigue captar nuevos seguidores, no consigue llegar a más gente, se cansa, lo acaba dejando…

Ya hablé aquí de cómo dar nuestros primeros pasos en Twitter. Hoy vamos a ver cómo abrir una cuenta de Instagram como escritor, porque Instagram parece que haya tocado ya techo, pero uno tan alto que (si allí se encuentra nuestro público objetivo) nos interesa tener presencia allí.

Abrir cuenta de Instagram como escritor

Instagram tiene, como red social, ciertas particularidades: es menos interactiva, requiere más “esfuerzo” para publicar, da menos pie a conversaciones… pero, con sus ventajas e inconvenientes, es una red social muy potente y con un público muy concreto. Una vez hayas decidido que tu público objetivo se encuentra ahí, vamos a crear una cuenta desde cero.

Elige un nombre

Probablemente Instagram no sea la primera red social que creas, así que pueden ocurrir dos cosas:

  1. Que el nombre de usuario que tengas anteriormente en tu(s) red(es) no esté disponible.
  2. Que tengas libertad de elección.

En el primer caso tienes un problema. Si yo sigo a alguien que se hace llamar Nicolas Plajstendraz en Twitter y su nombre en Twitter es NicoPlas, y le sigo en YouTube que tiene un canal llamado NicoPlas, ¿cómo lo voy a buscar en Instagram? Efectivamente. Porque como quiera poner Nicolas Plajstendraz en Instagram no voy a dar con él en la vida. Así que, si no puedes elegir el mismo nombre en todas las redes, mi consejo es que cambies de nombre de usuario. Escribes, se te supone creatividad lingüística, elige algo original y que no esté cogido.

En el segundo caso, sea porque Instagram es la red por la que has empezado o por otras razones, tienes la libertad de elegir nombre. Genial, solo ten en cuenta algunas cosas:

  • No utilices un nombre largo. El límite de caracteres en el nombre de usuario es de 29 y, aunque te permitan hacerlo, no los uses todos. Nadie va a recordar @MiCuentaDeFotosDeGatosKawaii.
  • Sé profesional. Si te llamas Raúl y escribes ciencia ficción, @RaulitoMarcianito no es una buena opción, por bien que te suene. Al menos si no escribes ciencia ficción humorística.
  • No ofendas a nadie. Salvo que tu cuenta sea un ataque permanente contra algún tipo de injusticia o mal, no te metas con nadie, y mucho menos en el nombre de usuario. Nada de @AbajoElRey o @MataGatitos
  • Opcional: Incluye una palabra que la gente pueda buscar. Esto es lo más difícil de todo, pero no del todo imposible. Una vez estuve ayudando a una mujer que se dedicaba al mundo de la moda a encontrar su nombre de usuario en todas las redes. Ni que decir tiene que era dificilísimo encontrar algo que no estuviera ya cogido. Así que tuvimos que crear un nombre nuevo, una marca. Ahora ella es @ArantxaShopper en todos sitios, e incluye además la palabra “shopper”, que es su trabajo (personal shopper) y un término potencialmente buscable.

Imagen de perfil

En Instagram la imagen de perfil no es tan visible como en otras redes sociales, pero aun así es importante que tengas varias cosas en cuenta:

  • Si tienes otros perfiles creados en Twitter, Facebook o lo que sea, utiliza la misma imagen que en otras redes sociales para que la gente te identifique fácilmente.
  • En Instagram las miniaturas son realmente “minis”, así que procura que sea algo grande.
  • Lo ideal es que sea tu propia cara. Si estás sonriendo y sales bien, ya sería la repanocha. Evita poner personajes de una película, un manga o fan arts, porque la gente no sabrá quién eres realmente, y eso genera desconfianza.
  • Que sea una foto relacionada con tu género. Si escribes novela negra, una foto en blanco y negro está bien. Pero si escribes ciencia ficción juvenil, no. Puedes aplicar algún efecto para darle ese “ambiente” que deseas, pero no te excedas.

Biografía

Esta es una de las claves a la hora de abrir una cuenta de Instagram como escritor. Antes de ponerte a rellenar date un paseo por otras cuentas y husmea sus biografías. Verás que las hay de tres tipos:

  • La nografía. Gente que, sencillamente, no se ha tomado la molestia de rellenar su biografía. La mayoría es porque no usan la cuenta y ninguno de ellos suele pasar de los doscientos seguidores.
  • La biografía Twitter-style. Todo seguido, sin iconos. Puede ser más o menos ingeniosa, pero no destaca por nada.
  • La biografía currada. Se nota según la ves. Utiliza los iconos para ahorrar palabras y darle color, y separa los contenidos en varias líneas. Por ejemplo, la cuenta de Instagram de Little Red Read: @LittleRedRead

Adivina a qué tipo queremos pertenecer. Puedes copiar los estilos que más te gusten, líneas y códigos de iconos para dar mucha información, pero sé también original.

Arrancando

Vale, tenemos una cuenta preciosa con cero seguidores. Claro, no nos conoce nadie. Primero tendremos que anunciar esa cuenta en nuestras otras redes. Mensajes del tipo “¡Eh, ya puedes seguirme en Instagram en @dvdMonedero!” son muy útiles y te traerán tus seguidores más fieles, pero no serán suficiente. Tienes que darte a conocer.

Y para conseguir que la gente te conozca tienes que interactuar con ellos. No puedes esperar que le gente te siga cuando ni siquiera saben de tu existencia, así que tendrás que seguir unas cuantas cuentas. Empieza con cuentas que ya conozcas y luego, poco a poco, ve siguiendo las sugerencias del propio Instagram para encontrar nuevas cuentas a las que seguir.

También puedes utilizar los hashtag para localizar gente que publique lo que a ti te interese, por ejemplo ciencia ficción, y decirles “eh, hola, estoy aquí” a modo de like. Esto tiene dos peligros: El primero es que te creas que por darle “me gusta” a una foto alguien te va a seguir, no podrías estar más equivocado. Además, Instagram tiene un límite de 100 “me gusta” por hora. Para que no seas un spammer incontrolable, principalmente. También te digo que aquí seas honrado. No regales tus corazoncitos indiscriminadamente solo por rascar un par de seguidores. Finalmente, lo que traerá a gente a tu cuenta será, como en todas las redes sociales, el contenido. Ahora solo queremos una pequeña base con la que empezar.

Y, por último, no temas seguir gente de más. Siempre y cuando no te pongas en plan masivo y llenes tu timeline de basura, Instagram no es tan invasivo como, por ejemplo, Twitter, y la gente publica mucho menos. Puedes seguir hasta 200 cuentas sin problemas.

Y bien, ¿te has animado? Si has creado una cuenta de Instagram gracias a este tutorial, déjamela aquí abajo en los comentarios y le echo un ojo.

 

2 comentarios

  • David ¿Crees que merece la pena estar en instagram aunque sea con un perfil bajo? Me refiero a dos o tres publicaciones semanales. Tu artículo me viene como anillo al dedo porque hace menos de dos semanas que abrí una cuenta, pero no inicié la acción porque no tengo clara la estrategia de contenido que más me conviene.

    • dvdmonedero

      Tres publicaciones semanales no me parece un perfil bajo. Medio, en todo caso. También habría que ver la interacción (que cuenta, y mucho, a la hora de que gente “nueva” te conozca) y los stories (que son una lata porque no duran nada y hay que estar siempre pendiente de ellos).
      Lo importante es saber si tu público objetivo está en Instagram. Si es así, vas a tener que empezar con ello antes o después, si quieres llegar a ellos.

      ¡Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.